Alimentación del caballo en otoño

Tras el verano, el cambio de temperaturas hace que debamos de reevaluar la dieta de nuestro amigo. Por eso, en este post os vamos a hablar sobre la alimentación del caballo en otoño.

Estos meses son tremendamente importantes para la nutrición del equino, sobre todo en lo que se refiere a la adaptación de los meses fríos del invierno.

Este brusco cambio de temperaturas también implica cambios que afectan a la dieta del caballo, desde la temperatura del agua a la calidad del forraje, por lo que hay que prestar buena atención a los diferentes consejos que os presentamos en este post.

alimentacion caballo otoño

Una mala alimentación del caballo puede producirle diferentes problemas de peso e incluso enfermedades como la laminitis, de la que os hablaremos en otro artículo.

Con todo ello, aquí os presentamos una serie de consejos a tener en cuenta en la alimentación del caballo en otoño.

La hidratación, componente clave

El agua es la base en la alimentación de todo animal. Cuando baja la temperatura del agua, el caballo tiende a beber mucha menos cantidad de la que debiera consumir al día. Así, es más que recomendable revisar la temperatura del agua que bebe nuestro caballo.

Lo hemos repetido una y mil veces en otros artículos, ¡pero es que es de suma importancia! El caballo debe de tener libre acceso a toda el agua que necesite y así debe de ser durante su alimentación en otoño.

dieta caballo otoño

En el caso de que el caballo no beba suficiente agua, hay que tomar medidas para el control de la temperatura de la misma.

Se pueden tomar dos opciones en este sentido, o dar de beber agua en cubos al caballo, controlando que ésta se encuentre entre los 15 y 17 grados, o colocando calentadores que se encarguen de calentar el agua fría.

La calidad del forraje en otoño

Si en primer lugar es el agua lo más importante en la alimentación del caballo, el forraje es la segunda. En este artículo, ya os estuvimos hablando del forraje, de los tipos que existen y su calidad.

Durante el otoño, la cantidad del forraje puede ser menor. Por el contrario, el caballo necesita más energía, puesto que la necesita para regular su temperatura corporal con temperaturas más bajas.

forraje otoño

Esta paradoja hace que normalmente se tengan que hacer cambios en el forraje que le damos a nuestro caballo.  Una de las opciones es cambiar el forraje por alguno que tenga un mayor aporte calórico. La otra opción es mantener ese mismo forraje y acompañarlo de otros suplementos alimenticios que le ayuden a completar la energía necesaria.

Además, debemos de hacer un análisis de la calidad del forraje que le damos a nuestro caballo. A pesar de ser una mayor preocupación en primavera, en otoño el pasto también puede presentar diferentes riesgos para nuestro caballo, en cuanto a su nivel de fructanos y carbohidratos.

Otro aspecto nutricional que hay que vigilar es el de la fibra. Por eso, la alfalfa nos puede ser realmente útil para cubrir su necesidad o utilizar otros productos como salvado de trigo o remolacha.

El pienso también puede ser muy interesante para poder aportar esa fibra necesaria para el animal, pues en la digestión del caballo está una de las calves del cuidado del caballo en otoño, fundamental para su regulación corporal.

¡Cuidado con lo que come!

Existen numerosas plantas tóxicas para nuestro caballo, como pudimos ver en este post. Por eso, hay que tener especial cuidado cuando nuestro caballo pasta libremente.

cuidados alimentacion caballo otoño

En otoño, este problema puede ser mayor debido a la caída de las hojas, ¡por lo que vigilad lo que comen!

Regulación de la dieta

Como siempre os hemos comentado, siempre que hay un cambio en la nutrición del caballo. El aparato digestivo del caballo es especialmente delicado, por lo que dichos cambios dietéticos tienen que ser implementados paulatinamente.

Revisión de peso

La revisión de la dieta también debe de regularse en función del peso de nuestro caballo. Con la supervisión de un veterinario, trataremos de que el caballo no aumente demasiado su peso y, por supuesto, que no lo pierda, debido a que necesita reservas para los meses de mayor frío.

Con todos estos consejos, estamos seguros de que la alimentación del caballo en otoño será más que adecuada.

*Advertencia. El artículo de EquusLine.es muestra opiniones y recomendaciones del equipo profesional de Agroveco, no son diagnósticos. Para cada caso o problema particular, os recomendamos que contactéis con un profesional que haga el diagnóstico “in situ”.

Compártelo!!!
facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *