¿Qué es la rinoneumonitis equina? Síntomas y tratamiento

Si la semana pasada os hablábamos de la anemia infecciosa equina, hoy os vamos a hablar de otra enfermedad que puede ser un auténtico calvario para nuestros caballos: la rinoneumonitis equina.

Si bien es cierto que el último brote de anemia en España se produjo hace muchas décadas, en el caso de la rinoneumonitis es mucho más reciente, por desgracia. De hecho, no hace ni dos años que hubo un brote de rinoneumonitis en la comarca de Baix Llobregat, por lo que hay que tomársela muy en serio.

rinoneumonitis equina

José Luis Canales

Esta enfermedad, de origen vírico, es especialmente dañina para las yeguas en gestación, pues puede llegar a producir abortos o la muerte de los neonatos tras pocas horas de haber nacido.También afecta de manera notable a los potros, provocándoles episodios de fiebre y a caballos de cualquier edad les puede provocar problemas en el sistema nervioso.

En EquusLine, os hablamos de esta enfermedad con graves problemas. Lo positivo, al menos, es que la rinoneumonitis sí tiene vacuna para paliar las infecciones y diversos tratamientos, en caso de infección.

En el lado negativo, estamos hablando de una enfermedad muy similar a la gripe, por lo que su contagio, a través del aire, es muy rápido. Además, este virus consigue bajar las defensas del animal, por lo que un caballo con rinoneumonitis puede ser proclive en el futuro a tener otras enfermedades infecciosas.

Los causantes de las diversas rinoneumonitis son dos herpesvirus (es decir, de la familia Herpesviridiae): el EHV-1 y EHV-4. El primero de ellos, el más grave, es el mayor responsable de los abortos, provocándolos generalmente en los últimos 3-4 meses de gestación. También es el que afecta, por lo tanto, a neonatos, además de provocar problemas en el sistema nervioso y problemas de coordinación de movimientos.

yeguas gestacion rinoneumonitis

Maximiliano Kolus

Por el contrario, el virus EHV-4 suele provocar problemas respiratorios en los potros, mientras que rara vez es el causante del aborto de la yegua.

Síntomas de la rinoneumonitis equina

La mayoría de los síntomas de la rinonumonitis equina son muy similares a los de la gripe o influenza.

Entre ellos, destacan la tos seca, fiebre de corta duración y que se produce de forma intermitente, irritación de los ojos, depresión, descarga nasal e inflamación de los ganglios linfáticos.

De hecho, en cuadras no diseñadas para la cría de caballos es muy difícil detectarla por sus síntomas, puesto que las yeguas en gestación, a través de un mayor índice de abortos, son las que nos pueden mostrar, de forma más fehaciente, los síntomas de la rinoneumonitis. De igual manera, la necropsia de los propios fetos pueden ser determinantes para determinar la rinoneumonitis equina.

sintomas rinoneumonitis equina

Tony Ahumada

Si no es éste el caso, lo mejor es hacer un análisis en el laboratorio que pueda determinar la presencia de los virus EHV-1 o EHV-4.

Transmisión y contagio

Al igual que sucede en otros casos, una caballo totalmente sano puede ser contagiado por otro que esté eliminando el virus estando enfermo. Pero no siempre tiene que ser así. Los caballos infectados de EHV no tienen porqué presentar síntoma alguno de la enfermedad y, de igual manera, ser portadores del mismo.

Como ya hemos comentado anteriormente, la rinoneumonitis se contagia por el aire o por transmisión sexual. El problema principal y que fomenta un gran contagio entre los caballos es la resistencia de este virus, pudiendo vivir durante más de un mes en el exterior.

La vacuna y la higiene, la mejor prevención para rinoneumonitis

Tal y como sucedió con el último brote de rinoneumonitis equina en Barcelona, la principal forma de controlar esta enfermedad es mediante la vacunación de aquellos ejemplares sanos.

Por norma general, esta vacunación se produce a través de una primera vacunación y una revacunación al próximo mes. Las vacunaciones posteriores deben de producirse cada 6 meses- 1 año.

caballo rinoneumonitis

Pablo Díaz de Valdés

En el caso de las yeguas en gestación, lo más recomendable es que se les vacune durante los meses 5º, 7º y 9º de su embarazo, respectivamente.

Aunque no es obligatoria su vacuna, siempre es recomendable. Esto se debe al ingente tráfico de caballos de diferentes países que podrían contagiar a los nuestros, aunque en nuestra zona no se haya detectado brote alguno.

Esta vacunación puede reducir la cantidad de virus que se diseminan los caballos entre sí. De todas maneras, esta solución puede no ser suficiente, por lo que habrá que tomar otras medidas, donde es fundamental la higiene y buen cuidado de los animales, además de aislar a aquellos caballos que tuvieran síntomas similares a los descritos anteriormente.

Tratamiento, en caso de contagio

En caso de que un caballo tenga la rinoneumonitis equina, se pueden determinar diferentes tratamientos para cubrir cada uno de los problemas que puedan surgirle a nuestro amigo.

Así, si tiene tos seca, habrá que administrarle antitusígenos. De igual manera, habría que suministrarle antipiréticos, mucolíticos y broncodilatadores, así como antibióticos destinados a paliar las posibles infecciones secundarias.

tratamientos rinoneumonitis

Juan Manuel Rodríguez de Lozo

En cuanto al ejercicio, el caballo deberá de mantenerse en reposo durante al menos 18 días tras haber pasado la última fiebre.

Para evitar el contagio de otros caballos, se deberá de aislar al máximo al caballo, no permitiendo el acceso de este caballo o de caballos de la misma cuadra a otras donde los caballos estén libres del virus.

Prevención en caso de importar un caballo

Debido a la rapidez con la que se propaga este virus entre los caballos y que estamos hablando de una enfermedad a nivel mundial, es necesario seguir un estricto control de caballos infectados por la rinoneumonitis.

Entre otras cuestiones, se tendrá que verificar que los caballos no presenten signos de esta enfermedad en los últimos seis meses. De igual manera, se tendrá que haber vacunado dos semanas antes de su transporte y que estén en cuarentena las 4 semanas siguientes a la llegada a su destino.

Desde EquusLine, esperamos haber aclarado todas vuestras dudas sobre la rinoneumonitis equina. La semana que viene volveremos a tratar otro tema muy importante para los caballos: su cuidado durante los meses de verano.

*Advertencia. El artículo de EquusLine.es muestra opiniones y recomendaciones del equipo profesional de Agroveco, no son diagnósticos. Para cada caso o problema particular, os recomendamos que contactéis con un profesional que haga el diagnóstico “in situ”.

Compártelo!!!
facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

1 Comment. Leave new

Mauricio tapia
5 junio, 2017 9:35 pm

Me párese muy bien saber enfermedades que nunca hemos sabido

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *